ImprimirImprimir

Volumen 9 || Número 4 || 2006
e I.S.S.N. 2255-3517 - I.S.S.N. 2254-2884
EDITORIAL
Dolores Andreu i Periz
Editorial
 



Editorial

Si cada año esperamos con ilusión nuestra cita anual, este era especial. La ciudad de Córdoba ofrece un gran atractivo pero sobre todo el cariño y el reconocimiento que tenemos hacia Rodolfo Crespo y su “Junta Permanente” nos hacia desear doblemente el reunirnos con ellos. La realidad superó con creces las expectativas: batimos records de inscripciones y lo que es más importante de participación. La belleza de la cuidad no pudo competir con el interés del programa y las tres salas en las que se desarrollaba el programas tuvieron una afluencia más que notable.

En estas páginas Patricia Arribas, encargada de llevar a cabo las conclusiones, dará cuenta de la calidad de la reunión tanto científica como social. Para todos los asistentes el buen recuerdo del congreso nos ayudará a superar esos ratos “difíciles” que siempre se pasan en el trabajo diario.

En el congreso se esperaba también con interés la asamblea anual ya que en ella se presentaba a la nueva junta al completo ratificando a los nuevos vocales. La gestión presentada por la Presidenta Maricel Julvé puso de manifiesto que se ha aclarado la incógnita de si sería superable la dificultad de tener una sede con infraestructura permanente y una junta que no tuviera necesariamente que vivir en la misma ciudad. Como ella dijo, lo que importa es el esfuerzo y no la distancia, aunque esto indudablemente suponga una dedicación añadida.

Otro aspecto tratado en la asamblea y no tan positivo son las finanzas de la Sociedad y al que tendremos que dedicar especial atención. Tenemos una infraestructura acorde con nuestras necesidades pero que cuesta de mantener: tres secretarias, alquiler de una sede, correo, la misma revista, representan mucho dinero y difícilmente se puede asumir este gasto con las cuotas de los socios, que por otra parte, si se compara con las de otras estructuras profesionales continúa siendo muy baja. Para sociedades similares a la nuestra los congresos constituyen una fuente de financiación incuestionable. En nuestro caso congresos de años anteriores no han reportado beneficios y esto unido a otros factores como la carestía de la vida y la realización de proyectos muy importantes nos han llevado a una situación de crisis financiera.

Será necesario buscar soluciones prácticas como futuros congresos, aun sin perder calidad, más austeros, cuotas en las que se refleje anualmente el IPC y buscar vías de financiación nuevas, moderando el gasto.

Respecto a nuestra publicación nos espera una nueva línea en la que se una la novedad y la contención del gasto. En la página web de la Sociedad se encuentran propuestas que se deben perfilar con la opinión de los asociados para conseguir una nueva Revista actual y adecuada a la calidad de unos trabajos que cada vez son mejores y más numerosos.

Lola Andreu
Directora

volver al sumario