ImprimirImprimir

Volumen 17 || Número Suplemento 1 || 2014
e I.S.S.N. 2255-3517 - I.S.S.N. 2254-2884
Análisis del paciente dependiente en nuestra unidad
 
Fundación Renal Iñigo Álvarez de Toledo (FRIAT). Centro de Hemodiálisis Los Lauros. Majadahonda. Madrid
Análisis del paciente dependiente en nuestra unidad

Resumen:

La discapacidad, entendida como la incapacidad o limitación para realizar una actividad en la forma habitual, puede generar la necesidad de asistencia o ayudas importantes para realizar los actos corrientes de la vida diaria.

Según la Encuesta Nacional de Salud de 2003, se estima que en España, en la población en diálisis residen un 30% de personas con discapacidad. De ellas, más de las tres cuartas partes, entre un 10% y un 12%, serían dependientes en algún grado.

Aunque esta situación se da con mayor frecuencia entre las personas mayores, la dependencia no sólo está ligada al envejecimiento. Hay personas dependientes a cualquier edad como resultado de enfermedades crónicas o de algunos problemas agudos de salud.

Debido a la importancia de la dependencia cada vez mayor en nuestros centros de los pacientes que atendemos, nos propusimos como objetivo el realizar un trabajo para analizar las cargas de trabajo en función de la edad de nuestros pacientes y establecer protocolos de actuación para la atención de esos pacientes en las sesiones de Hd.

Durante el 2013 estudiamos a 180 pacientes que pasaron por nuestro centro con una edad media de 68,8 años, 120 hombres y 60 mujeres en un estudio observacional retrospectivo en los que se estudiaron las sesiones de hemodiálisis realizadas en el último año de 2013 recogidas en nuestro sistema informático Nefrosoft Web.

Dividimos a los pacientes en 7 grupos de edad (20-30, 31-40, 41-50, 51-60, 61-70, 71-80, 81-90), analizamos tiempo usado en pesaje del paciente dependiente, acomodación de paciente dependiente, problemas en conexión, desconexión, y hemostasia del acceso vascular (AV), y administración de tratamientos y el tiempo que con llevó cualquier incidencia que ocurrió.

Se recogió paralelamente el Test Delta de dependencia adaptado a pacientes en HD. Tiene la ventaja de medir tanto el grado de dependencia puro como el físico y psíquico, aspectos relevantes en la medición de necesidades de nuestros pacientes a través de una puntuación.

Valorando la puntuación correspondiente al cuestionario de dependencia, se realizó la siguiente clasificación: • 1-9 independiente
• 10-15 dependencia leve
• 16-20 dependencia media
• 21-30 dependencia severa
• 31-50 dependencia total.

Analizamos tiempo usado en pesaje del paciente dependiente, encontrando significación en el grupo más añoso, acomodación de paciente dependiente encontramos significación en (71-80) y (81-90), conexión, desconexión, no encontramos significación con el resto de grupos. Hemostasia del acceso vascular (AV), hubo significación en el grupo de (80-91) portadores de FAVI, no así en portadores de catéteres. Administración de tratamientos y el tiempo que con llevó cualquier incidencia que ocurrió.

No encontramos ninguna significación.

Concluimos que los pacientes añosos tienen mayor carga de trabajo en las unidades, empleando mayor tiempo de atención. Según el test delta demostramos que la dependencia en nuestra unidad está íntimamente relacionada con la edad del grupo a más edad más dependencia. Elaboramos pautas de actuación en nuestra unidad