ImprimirImprimir

Volumen 17 || Número Suplemento 1 || 2014
e I.S.S.N. 2255-3517 - I.S.S.N. 2254-2884
Innovando en la formación de equipos de alto rendimiento: unidad de hemodiálisis
 
Hospital Universitario Marqués de Valdecilla. Cantabria
Innovando en la formación de equipos de alto rendimiento: unidad de hemodiálisis

COMUNICACIONES ORALES

Introducción:

La complejidad de los pacientes sometidos a tratamiento de Hemodiálisis, cada vez de mayor edad, pluripatológicos y con mayor riesgo de complicaciones durante las sesiones, hace que la formación del equipo multidisciplinar sea fundamental para garantiza la calidad y seguridad de los pacientes.

La simulación clínica se está incorporando en la formación continuada de los profesionales sanitarios, en respuesta a esta asistencia cada vez más compleja ya que permite el entrenamiento de equipos de alto rendimiento mediante casos clínicos en un entorno realista y seguro, sin riesgo para los pacientes.

Objetivos:

Describir el diseño de un programa de entrenamiento de equipos multidisciplinares de Hemodiálisis basado en simulación.

Evaluar la percepción de los participantes acerca del programa formativo.

Material y método:

Para el diseño del programa formativo se creó un equipo de trabajo multidisciplinar compuesto por un Nefrólogo, una Enfermera experta en Hemodiálisis y un instructor experto en la metodología docente mediante simulación clínica.

Se determinaron los objetivos de aprendizaje basados en las complicaciones clínicas más frecuentes durante una sesión de Hemodiálisis y en los factores que generan equipos de alto rendimiento.

El entrenamiento se realizó en el centro de simulación, recreando una sala de Hemodiálisis con los elementos básicos para ello.

En cada caso clínico un equipo de 4 profesionales cuidaban de un paciente y tomaban decisiones clínicas en un ambiente similar al de su Unidad. El resto observaban las actuaciones por circuito cerrado de televisión. Se emplearon maniquíes de alta tecnología para simular a los pacientes. Tras cada escenario los participantes reflexionaron de manera estructurada acerca de la toma de decisiones y actuaciones realizadas.

Cada sesión se evaluó mediante una encuesta con escala tipo Likert de 5 puntos que valoraba la satisfacción general, la adecuación de la simulación como metodología docente, la aportación de conocimientos, y la organización de la actividad.

Resultados:

Se programaron 4 ediciones, dirigidas a 40 profesionales del Área de Hemodiálisis: 24 enfermeras, 8 auxiliares de enfermería y 8 Médicos Interno Residentes de Nefrología.

En cada sesión se entrenó un grupo multidisciplinar de 10 personas, durante 6 horas en 3 escenarios clínicos simulados. Se diseñaron 3 escenarios que permitieron a los profesionales entrenarse en las medidas iniciales de tratamiento, manejo y actuación en el paciente con disnea, shock anafiláctico, dolor torácico y parada cardiorrespiratoria. Entrenándose además en habilidades de trabajo en equipo: liderazgo, distribución y priorización de tareas y comunicación eficaz. Sobre la evaluación de la actividad, en las tres primeras ediciones, el 89,6% estaban satisfechos o muy satisfechos con el entrenamiento, manifestando que lo recomendarían a otros compañeros. El 82,8% consideraron adecuada o muy adecuada la metodología docente para su formación continuada y el 89,6% manifestaron que la actividad les aportó nuevos conocimientos.

Conclusiones:

• El diseño e implantación de formación basada en simulación clínica, requiere la implicación de un equipo multidisciplinar.
• Los profesionales consideraron muy útil el programa de entrenamiento para su desarrollo profesional.