ImprimirImprimir

Volumen 17 || Número Suplemento 1 || 2014
e I.S.S.N. 2255-3517 - I.S.S.N. 2254-2884
Gestión de residuos en hemodiálisis: una oportunidad de ahorro
 
Hospital Universitario de Río Hortega. Valladolid
Gestión de residuos en hemodiálisis: una oportunidad de ahorro

Introducción:

En la época actual todos somos responsables de la gestión adecuada en nuestros puestos de trabajo, más aún cuando los recursos económicos del sistema sanitario han disminuido.

En la gestión de residuos sanitarios es importante el papel del personal sanitario, pues en él recae la misión de separarlos adecuadamente.

El tratamiento y eliminación de los residuos sanitarios considerados peligrosos (tipos III y VI) deben atender a criterios de inocuidad, asepsia y salubridad con el fin de garantizar la eliminación de los gérmenes patógenos y la protección del medio ambiente. Todo el material que forma parte del circuito hídrico del riñón artificial fungible y que no está en contacto con la sangre puede desecharse como residuo tipo II en vez como residuo tipo III donde desechamos el circuito hemático y que al final se incinera.

Objetivos:
1. Adecuada clasificación de los residuos sanitarios de nuestra unidad de diálisis.
2. Disminuir la generación de residuos de tipo III.
3. Ahorro mediante la gestión de los residuos de la unidad.

Metodología:

Tras varias reuniones del servicio de prevención de riesgos laborales con el personal de la unidad, realizamos una nueva valoración de la gestión de residuos sanitarios de nuestra unidad.

Se adecua la unidad para la correcta eliminación de los residuos por parte de todo el personal sanitario.

Se recogen durante todo un año todo el material del circuito hidráulico (garrafas y bolsas vacías de ácidos, los cartuchos de BICART® Y BIBAG®, y las bolsas de suero donde se recogen el líquido de purgado del circuito hemático) y se eliminan como residuos biosanitarios no infecciosos tipo II.

Todo el material que se puede desechar a través de vertedero se realizará a través de esta vía. Se realizan varias reuniones de educación y concienciación del personal de la unidad.

Resultados:

En un año hemos desviado del circuito de residuo incinerador:

1. De pacientes crónicos:
• Bicart: 894 gr.*máquina*74 sesiones = 66,156 kg. /semanal.
• Bicart grande: 663*maquina*33 sesiones = 21,879 kg/semanal.
• Bibag: 519 gr*maquina*9 sesiones = 4,671 kg/ semanal.
• Líquido purgado: 2 l*83 sesiones = 166 l/semanal.

2. Pacientes agudos:
• Bicart: 894gr.*máquina*113 sesiones/año= 101,022 kg
• Líquido purgado: 2 l*113 sesiones = 226 litros.

En total hemos conseguido desviar 13. 779,734 kg. durante el año 2013 ahorrando 16. 365,21 €sin IVA aproximadamente.

Conclusiones:

Gracias a una gestión responsable y adecuada de los residuos hemos conseguido disminuir el volumen de residuos tipo III generado en nuestra unidad, una adecuada gestión de residuos en la unidad y reducimos el impacto medioambiental. La correcta ordenación de los residuos de nuestra unidad disminuye el riesgo hacia la salud y el medio ambiente.