ImprimirImprimir

Volumen 19 || Número Suplemento 1 || 2016
e I.S.S.N. ISSN: 2255-3517 - I.S.S.N. ISSN: 2255-3517
Valoración enfermera del estado emocional del paciente en hemodiálisis mediante la herramienta para la detección del estado emocional de pacientes en diálisis (EE_D)
Noelia Olmedo Moreno, Francisco Luis Sánchez Izquierdo, Nuria Urbón Peláez, Milagro de la Caridad Abad Lambert, Joaquín González Miñano, Ana Rico González
Centro de Hemodiálisis Asyter Albacete. Albacete. España
Valoración enfermera del estado emocional del paciente en hemodiálisis mediante la herramienta para la detección del estado emocional de pacientes en diálisis (EE_D)

Introducción:

Los pacientes en hemodiálisis suelen presentar diversos grados de alteraciones emocionales asociadas a la sintomatología orgánica.
Por ser una enfermedad de evolución crónica, con repercusiones en todos los aspectos de la vida del paciente, es necesario tener en cuenta, la necesidad de un trabajo interdisciplinario que busque la atención holística del paciente.
La intervención psicológica en el comportamiento del paciente con una enfermedad crónica, a nivel cognitivo, emocional, social y espiritual, contribuye a un mejor afrontamiento de la enfermedad por parte del paciente.

Objetivos:

Describir el estado emocional de los pacientes de HD por medio del cuestionario EED aplicado por profesionales de enfermería.
Analizar si existe relación entre el estado emocional de los pacientes con otras variables Individuales.

Metodología:

Se realiza un estudio descriptivo de corte trasversal, a los pacientes de hemodiálisis de 2 centros periféricos.
Se excluyeron pacientes con problemas de comunicación y alteraciones cognitivas. Se utilizó el cuestionario EED, elaborado por García H., Rodríguez R. y grupo SEDEN.
Éste consta de 5 ítems, uno con escala de 0 a 10, donde se valora la tristeza y el nerviosismo del paciente en la última semana; otro dicotómico sobre las preocupaciones del paciente; y dos últimos abiertos, donde se valoran si encuentran motivaciones para sentirse mejor o ponerse contento. Además se recopilaron datos demográficos, laborales, de adhesión al tratamiento farmacológico y si el paciente cree estar en lista de trasplante.

Resultados:

Se recogieron 84 cuestionarios. Destacan los siguientes resultados: Un 27.4% refieren que no están nada tristes y el 73.8% tienen un nivel bajo o medio-bajo de tristeza. En cuanto al nivel de nerviosismo un 38.1% dicen no estar nada nerviosos y el 79.8% tienen un nivel bajo o medio-bajo de nerviosismo. Los pacientes no refieren tener problemas o preocupaciones en los ámbitos familiares (51.2%), laborales (83.3%) emocionales (61.9%), espiritual (95.2%), sobre su enfermedad (52.4%). Un 73.8% coinciden en que existen motivaciones para sentirse mejor y el 85.7% encuentra alguna motivación por el que estar contento desde que están en hemodiálisis.
Con respecto a la parte observacional del personal sanitario resaltar que un 19% de pacientes presenta expresión facial que trasmite malestar mientras se le realiza la encuesta.
En una escala de 0 a 10, al 26.2% no les cuesta nada de esfuerzo acudir a sesión, siendo la media 4.1. En cuanto a si el encuestado cree que depende de otra persona la media es de 4 sobre 10 y el 28.6% contestó 0.

Conclusiones:

De los resultados obtenidos cabría resaltar los valores bajos de tristeza, nerviosismo y esfuerzo de venir a hemodiálisis. En cuanto a las preocupaciones actuales destacar las preocupaciones a nivel familiar, emocional y su propia enfermedad, siendo bajos el resto. En cuanto a las motivaciones, aproximadamente tres cuartas partes de la muestra encuentra alguna motivación que le ayuda a sentirse mejor o a estar contento.