ImprimirImprimir

Volumen 19 || Número Suplemento 1 || 2016
e I.S.S.N. ISSN: 2255-3517 - I.S.S.N. ISSN: 2255-3517
Aprendiendo en casa: formación domiciliaria en diálisis peritoneal
 
Hospital Clínic de Barcelona. Barcelona. España
Aprendiendo en casa: formación domiciliaria en diálisis peritoneal

Introducción:

Uno de los principales objetivos del entrenamiento de la diálisis peritoneal es que el paciente alcance la autonomía necesaria para realizar el tratamiento. Dicho entreno, se lleva a cabo tradicionalmente de forma hospitalaria.
Pocas unidades de nuestro entorno, a pesar de las recomendaciones de las guías clínicas y que reportan resultados satisfactorios, llevan a cabo esta actividad en el domicilio del paciente. El presente trabajo presenta la única experiencia, hasta el momento, de una unidad de diálisis peritoneal.

Objetivo:

Describir el método de aprendizaje de un paciente en tratamiento renal sustitutivo, diálisis peritoneal continua ambulatoria, mediante el entrenamiento domiciliario.

Material y Método:

Descripción de un caso clínico, llevado a cabo durante los meses de mayo a junio de 2015. Paciente de 69 años, diagnosticado de Nefroangioesclerosis secundaria a Hipertensión (con función renal residual), y antecedentes de EPOC y dislipemia. Activo laboralmente; autónomo para las actividades de la vida diaria, y con soporte familiar (no participó en el aprendizaje). Se realizaron dos sesiones de entreno en la unidad, para conocer las habilidades del paciente y comprobar el correcto funcionamiento del catéter peritoneal. Posteriormente, se le ofreció la posibilidad de continuar el proceso en su domicilio; pudiendo resolver cuestiones prácticas de la técnica, “in situ”. Para el inicio del entrenamiento, el paciente disponía del material necesario en su domicilio (equipos de doble bolsa, muebles, báscula, material fungible, medicación). Se realizaron 8 sesiones de entrenamiento. Éstas consistían de dos intercambios completos; intercalando el uso de diferentes concentraciones de glucosa con permanencia de 3-4 horas; valorando al paciente y la técnica en su entorno habitual, y comprobando la funcionalidad de la membrana peritoneal.

Resultados:

Durante el proceso de entrenamiento, el paciente aprendió a realizar un intercambio, junto con el resto de aspectos de la técnica (balances, dieta); fue capaz de enumerar las posibles complicaciones de la técnica y cómo actuar ante ellas, con el material disponible en su domicilio. El paciente se mantuvo en tratamiento de diálisis peritoneal durante un período de 11 meses, tras los cuales fue trasplantado. Durante este tiempo, no presentó ninguna complicación; como episodios de peritonitis, o infección del orificio de salida del catéter. Supo manejar las incidencias de la técnica; y sólo acudió en una ocasión al servicio de urgencias, por presentar síndrome febril no asociado al tratamiento de diálisis.

Conclusiones:

Destacar que la experiencia fue satisfactoria tanto para el paciente como para el equipo de Enfermería. Aunque supuso un aumento de la carga de trabajo para el mismo, y una reorganización de la unidad, para poder seguir atendiendo la misma. El paciente manifestó sentir una menor interrupción, a la par que habituarse a incluir los intercambios de diálisis peritoneal en su vida diaria; y le permitió continuar con su actividad laboral. El número total de sesiones que fueron necesarias para consolidar el aprendizaje, fueron los habituales para un entreno en la unidad. A pesar del resultado, son necesarias más experiencias en la unidad, para conocer los beneficios que pueda suponer el entrenamiento domiciliario.