ImprimirImprimir

Volumen 19 || Número Suplemento 1 || 2016
e I.S.S.N. ISSN: 2255-3517 - I.S.S.N. ISSN: 2255-3517
Programa de formación a profesionales de enfermería de nueva incorporación
 
Hospital del Vinalopó. Alicante. España
Programa de formación a profesionales de enfermería de nueva incorporación

Introducción:

El contacto con pacientes afectados de enfermedad renal crónica requiere conocimientos y habilidades específicos, debido a la complejidad de la patología y a las características propias del paciente crónico. En las unidades de Diálisis se brindan cuidados orientados a mejorar la calidad de vida de los pacientes, siendo necesario que los profesionales adquieran conocimientos teóricos y prácticos que aseguren la identificación de las necesidades de estos pacientes y garanticen, además, el dominio de técnicas complejas y cambiantes, derivadas del tratamiento de la enfermedad. Esta especificidad en la asistencia, hace necesaria la formación y el reciclaje de los profesionales implicados en el cuidado del paciente renal, sobre todo en aquellos profesionales de nueva incorporación, para garantizar la continuidad de los cuidados en términos de calidad y seguridad, con la actualización continua de conocimientos. La función asistencial de enfermería es básica, pero el desarrollo de la función investigadora, divulgadora de evidencia científica y buenas prácticas y docente, encaminada a difundir el conocimiento y adaptarse a las necesidades cambiantes y al avance de la técnica son claves para el desarrollo de la profesión y la mejora de la asistencia a los pacientes.

Objetivos:

• Dotar de conocimientos teóricos y prácticos sobre el paciente renal a los profesionales de nueva incorporación.
• Asegurar la continuidad de la asistencia en términos de seguridad y calidad.
• Disminuir la ansiedad de los pacientes promovida por la incorporación de personal.

Material y Método:

El programa se desarrolla con la implicación de la supervisión de la unidad y de los profesionales de enfermería con al menos tres años de experiencia. Por una parte, los nuevos profesionales son formados por personal experto y por otra, hace necesaria la actualización y el reciclaje continuo de los profesionales experimentados. La formación se desarrolla en ocho sesiones: supervisión lidera las tres primeras, y las cinco restantes corren a cargo de los profesionales de la unidad, con la siguiente distribución:

1. Visita a las instalaciones y presentación del equipo. Funcionamiento hospital/unidad: Entrega de manuales de acogida y normas de conducta.
2. Gestión de almacenes. Acceso a protocolos. Entrega guía propia ERC.
3. Funcionamiento programas informáticos.
4. Montaje, preparación y desinfección de monitores. In vitro y en vivo.
5. Monitorización de parámetros de tratamiento.
6. Complicaciones durante la sesión de HD.
7. Formación en accesos vasculares (dos sesiones).

Posteriormente, se valora la posibilidad de realizar prácticas en vivo previamente a su incorporación acompañados por profesionales experimentados.

Resultados:

El desarrollo del programa permite a los profesionales de nueva incorporación iniciar su actividad en la unidad de hemodiálisis con mayor autonomía y seguridad, favoreciendo el contacto previo con los pacientes, que les reconocen como profesionales formados y con experiencia, disminuyendo de este modo su ansiedad. Se garantiza la continuidad de la asistencia, dotando a los profesionales de las herramientas necesarias para brindar a nuestros pacientes los cuidados holísticos y de calidad necesarios para aumentar su autonomía y mejorar su calidad de vida.